Declaración: La FLM condena la represión de la democracia en Venezuela


Es necesario un esfuerzo conjunto para contener la escalada de los
disturbios civiles

Ginebra, Suiza 29 de enero de 2019
La Federación Luterana Mundial (FLM) expresa su profunda preocupación por la actual
crisis política y humanitaria en Venezuela, la escalada de violencia, los disturbios civiles y la
represión de la democracia en el país.
Abordar esta crisis requiere de un esfuerzo de todos los sectores del gobierno, la sociedad
civil, el pueblo de Venezuela y la comunidad internacional. El respeto por la democracia y
las instituciones democráticas debe ser una luz que guía el camino hacia la reconstrucción
pacífica del país.
La FLM pide al gobierno y al pueblo de Venezuela que
– abran espacios para el diálogo, la comprensión y acuerdos conducentes a una
transformación pacífica de la actual situación
– utilizar todos los mecanismos democráticos disponibles para evitar la escalada de
conflictos y daños, así como fundamentar sus decisiones en el estado de derecho
– abstenerse de la violencia y garantizar los derechos humanos de todas las personas,
especialmente de las personas más vulnerables
La FLM llama a sus iglesias miembros a
– orar por la resiliencia, fortaleza y esperanza del pueblo venezolano mientras se
encamina hacia un contexto pacífico con una democracia fortalecida
– a continuar en solidaridad con las personas venezolanas que viven en sus países
La FLM llama a la comunidad de estados a
– abstenerse de alimentar aún más el conflicto mediante la interferencia externa,
incluida la amenaza de intervención y la acción militar
– utilizar los mecanismos multilaterales existentes de la ONU y de la Organización de
los Estados Americanos para abordar pacíficamente la crisis actual en el país
– brindar asistencia humanitaria al pueblo de Venezuela

“Juzguen conforme a la verdad; practiquen la verdad y la misericordia
cada cual con su hermano y hermana”. (Zacarías 7:9)