María silenciada, y la novedosa justicia de José [mensaje de Navidad]

El Evangelio según San Mateo, que es el que leeremos con mas detalle cada domingo durante este año, nos propone que acerquemos el “zoom” de la cámara para enfocar a un personaje que no es un gran protagonista: José.

El Ángel del Señor le comunica a José que lo justo, lo que Dios quiere, es que se quede con María y proteja a ella y al niño. José ahora tiene una misión: responsabilizarse, junto con María, de recibir al Príncipe de Paz y de Justicia. La centralidad ya no está puesta en él, sino en su misión… 

   

José se encontraba ante la disyuntiva entre lo legal y lo justo, y comprobaba (tal vez con asombro) que lo justo no era lo que la ley señalaba. Que la ley –letra muerta- no abarcaba la complejidad de la vida y el devenir…

¿es posible ser personas justas sin modificar nuestro entorno? ¿ podemos vivir una vida personal de justicia que no impacte a nuestro alrededor? No. “Lo justo” no es algo que yo puedo definir individualmente; tiene que ver con el entorno, y con las demás personas, su seguridad y su bienestar. El papel de José, y el silencio de María que incomoda -a José y también a nosotros y nosotras hoy- en el relato de la Navidad, nos hablan de esto.”

Para leer el mensaje completo, click aquí