Planifiquemos!

Jpeg

“Existe un proverbio holandés que dice: “para navíos sin destino no  existen buenos vientos”. Esto también vale para el navío llamado “iglesia”. Todos los recursos humanos y financieros, todos los programas y actividades pierden gran parte de su dimensión constructiva cuando no cooperan de forma eficaz con la Misión de Dios en el mundo.”

Jpeg

Conservando la preeminencia de la acción de Dios – resguardando lo que hace a la iglesia ser iglesia – es posible “organizar lo organizable” De esta forma, una buena gestión, puede ser comparada, como el que “prepara el camino” (Mt 3.3) para el milagro de la fe y de la iglesia.”

(fragmentos del documento marco para la planificación estratégica participativa que estamos iniciando. Descargá el documento completo en PDF, haciendo click acá)