Congreso Nacional de diálogo Interreligioso (Tucuman, agosto de 2016)

logo tucuman

En el marco de las celebraciones del Bicentenario de la Independencia de la Nación Argentina, la Mesa de Diálogo Interreligioso de Tucuman -con el apoyo del Ente del Bicentenario- organizó y recibió este Congreso, que tuvo expositores de la comunidad judía, del Islam, y de las diversas familias cristianas (Catolicismo Romano, Iglesias Ortodoxas e Iglesias de la tradición Protestante).

Aprovechando el marco del encuentro, el cierre lo dió una oración interreligiosa en la histórica Casa de Tucuman, luego de la cual se leyó un documento de cierre del Encuentro (que adjuntamos como PDF)

tucuman

La meta de quienes organizaron el encuentro es fomentar la creación de mesas de diálogo interreligioso a lo largo del país. Estemos atentos y atentas a hacer nuestro aporte en esos espacios de encuentro y diálogo.

PROCLAMA

Los derechos de las personas refugiadas y las responsabilidades de los estados. Una palabra desde las iglesias

 

caref

“La conmemoración del Día Internacional del Refugiado nos recuerda que hace 65 años atrás se aprobó, en el marco de una Organización de naciones Unidas muy joven (1945), la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, un instrumento del Derecho Internacional de los Derechos
Humanos que inició el camino del Derecho Internacional para los Refugiados.

¿Qué ocurre hoy día? Europa recibe a miles de refugiados y los expulsa. Establece acuerdos de cooperación internacional con países de su periferia a fin de que “contengan” allí a los refugiados. Un nuevo genocidio tiene lugar, y Europa no se inmuta. No son los propios. Hoy son ajenos.

En este contexto los países europeos y Estados Unidos instan a países de otras regiones a ser solidarios “con la crisis de los refugiados”. Crisis que ellos mismos producen con sus políticas, por cierto. Pero parece que no hay interés en abordar temas de fondo como la paz y la distribución justa de la riqueza a nivel global, sino de ver cómo aminorar el impacto de sus
manifestaciones de dolor un tanto “incómodas” en el seno de los países de Europa

Y allí vamos, Argentina anunció que recibirá 3000 sirios. Un gran acto humanitario, por cierto, producto de acatar los mandatos de los líderes de este escenario que menoscaban los instrumentos de derecho internacional que ellos mismos impulsaron. ¿Qué es lo que nos preocupa? Nos preocupa y nos importa mucho que esta política se lleve a cabo garantizando
derechos de protección internacional e integración local de todas las personas que llegarán y nos interesa también que esos estándares sean iguales para toda la población refugiada y solicitante que hoy día vive en Argentina.

No hablamos de solidaridad ni de asistencia. Esos son dos conceptos que generan ciertas confusiones. La solidaridad y la asistencia son decisión de quien las brinda y quien la necesita la recibe; los derechos son obligaciones de los Estados y quienes los necesitan pueden y deben demandarlos, pedirlos. Este último es el espíritu de toda política basada en un enfoque de derechos, todo lo que atañe a refugiados debe enmarcarse en este lugar, no es solo un hecho de solidaridad. Todas las personas refugiadas tienen derechos y el Estado debe garantizarlos.”

(Agradecemos mucho al CAREF por la redacción de este documento, del que dejamos debajo el link al texto completo, que también está disponible junto a otro material relevante sobre el tema en: www.caref.org.ar)

Jun2016 CAREF Día Internacional del Refugiado

 

#NiUnaMenos

ni_una_menos_2
“Vivas nos queremos- Ni una menos”

Les comparto esta liturgia que he recibido en la mañana de hoy, y que sugiero la  podamos tomar en cuenta en nuestras tareas de estos días y o celebraciones, recordándonos que la violencia en ninguna de sus expresiones debe ser tolerada.

Como miembros de la  Iglesia Luterana Unida , es muy importante que podamos trabajar en generar conciencia de derechos y denunciar todas las expresiones que generan opresión. Animo también a que podamos participar de la Marcha que se llevará a cabo mañana 3 de junio en diferentes lugares del país!

Con afecto en Cristo,

Wilma Rommel
Pastora Vicepresidente
(la Liturgia está tomada de la Red de Liturgia del Consejo Latinoamericano de Iglesias: http://tinyurl.com/jkm5fxz)

Es el pan que se come cada día en la mesa de la casa y con el que hoy recordamos a las mujeres solas, con sus niños y a veces también con esos compañeros hoscos, celosos, violentos; que les dan miedo y por eso todo se callan.
Que este pan simbolice a estas mujeres golpeadas, abusadas, que quieren salir de esas situaciones y tienen miedo, no pueden, no se atreven.
Que este pan nos convoque a orar por todas esas mujeres, y por nosotros, para tener el coraje, la fuerza y el amor de acercarnos a ellas y acompañarlas a encontrar nuevos horizontes.

ORAMOS: En este momento cuando las sombras de la noche todo lo cubren, me estremece pensar que en algún lugar, que en muchos lugares hay mujeres y/o niños que son golpeados, torturados; Que están sufriendo bajo el poder diabólico de hombres que se creen con poder, la tortura de la agresión física, la tortura de la violación, la de los golpes allí donde más duelen.
Puedo imaginarme el dolor pero no puedo sentirlo; Tú sí, Señor del Cielo y de la Tierra, puedes sentir con cada uno ese terrible e injusto dolor.
Y sé muy bien que puedes tomar el dolor de cada uno para que ya no lo sientan más.
No sé exactamente dónde están, pero tú conoces todos los rincones, aun los más oscuros y terribles. No conozco sus caras, pero tú conoces su corazón. Por eso Señor los entrego ante tu cruz. Amén

EL PAN DE SALVADO: “Bienaventuradas las que lloran porque ellas recibirán consolación”. Mateo 5:4.

Este pan oscuro hecho con la cáscara del trigo nos recuerda a las mujeres jóvenes que son engañadas y llevadas a lugares oscuros, donde son obligadas a prostituirse en las más miserables condiciones. Este pan las recuerda, tal vez no tengamos todos sus nombres pero el Señor las conoce a cada una y hoy las ponemos delante de su presencia y oramos para que Dios enjuague sus lágrimas y así puedan sostener la esperanza de una vida mejor.

“Sin clientes, no hay Trata” (así dicen los carteles).

Esta noche como tantas Señor,
Pienso en aquellas jovencitas casi niñas
Que aún contra su voluntad o engañadas,
Las dejan desnudas frente a un desconocido
Para que éste las tome y las haga suyas.

Miran de reojo la sucia cama donde la volcarán
Y se le echará encima,
Y esa luz mortecina y lánguida
Que muestra grandes sombras en la pared
Parece vaticinar lo que se viene.

Su corazón aletea y no es de amor, es de terror,
Su mente vuela y no puede pensar,
Sólo quiere salvarse de lo que se viene,
Sus piernas se aflojan
Porque el miedo es más grande que sus fuerzas,
E irremediablemente vuelve a mirar la cama
Y se pone a llorar.

Clamo por ellas Señor, que conoces sus nombres,
Sabes sus historias y en esta noche te necesitan
Como Dios de amor y compasión.

EL PAN DURO: Queridos hermanos, no tomen venganza ustedes mismos, sino dejen que Dios sea quien castigue; porque la Escritura dice: “A mí me corresponde hacer justicia; yo pagaré, dice el Señor.” Romanos 12:19.

En este pan, el pan duro como sus vidas, nos acordamos de las que fueron víctimas de femicidios, miles de mujeres en manos de violentos y depravados perdieron sus vidas (en Argentina una mujer es asesinada cada 30 horas). Y esta situación que nos pone frente a toda injusticia, frente a toda pena y tristeza, y muchas veces, nos enfrenta con el miedo, hoy la ponemos delante de DIOS, especialmente le pedimos por justicia y fuerzas para reclamar por esa justicia por aquellas que ya no están, y le pedimos a DIOS caminos nuevos donde estos crímenes no tengan más lugar. Que este pan nos alimente en justicia y solidaridad.

LAS GALLETITAS DULCES: “Bienaventuradas las de limpio corazón, porque ellas verán a DIOS”. Mateo 5:8.

Las galletitas dulces nos recuerdan a todas las niñas y adolescentes en nuestra sociedad, a las de nuestra familia, y a todas las otras.
Nos recuerdan a aquellas que no tuvieron la palabra de amor cuando la necesitaron y crecieron de golpe en la familia o en la calle sin techo, iniciándose en la prostitución y/o haciéndose mamá antes de tiempo.
A aquellas que se enredan ingenuamente en las redes sociales y son engañadas para luego ser violadas y/o matadas.
A las niñas y adolescentes que tienen que trabajar en casas donde hay “patrones” que se aprovechan de ellas.
Que las galletitas dulces nos recuerden la lealtad que debemos a niñas y adolescentes, la solidaridad y la justicia en nuestro trato con ellas.
Oramos para tener ojos y descubrir estas situaciones antes que sucedan, oramos para “tener tiempo” y sentarnos con ellas y escucharlas sin enojarnos, amándolas.

EL PAN REDONDO: ¡Mi única ayuda eres tú! No me dejes solo y sin amparo, pues tú eres mi Dios y salvador. Aunque mi padre y mi madre me abandonen, tú, Señor, te harás cargo de mí. Salmo 27:9 -10.

En este pan redondo, nos acordamos de todos aquellos niños y niñas que quedaron solos. Porque se llevaron a su mamá, porque la mataron, porque su papá no se sabe donde está o porque fue condenado por matar a su compañera.

Oramos al Señor por estos niños y niñas, para que el abandono sea menos duro, oramos por aquellos familiares que se hacen cargo de ellos, y oramos por sus vidas en crecimiento, para que siempre encuentren alguien que les haga la leche, los peine para ir a la escuela y los tape de noche para que no tengan frío.

PIENSO EN LOS PANES…

El pan, ese alimento cotidiano que a veces comemos casi sin darnos cuenta.
El pan que cocinan tantas mujeres para ganarse el sustento de cada día.
El pan que fue grano de espiga orgullosa, grano que fue triturado, para que surgiera en molienda dura junto a muchos otros granos un polvo muy fino que amasado se convirtió en pan.
El pan que Jesús en la última cena con sus amigos lo entregó como su propio cuerpo.

• Invitar al diálogo sobre lo que dijimos de cada pan, que las mujeres presentes que lo deseen, puedan hacer sus reflexiones y sus oraciones.
• Compartir los panes con algún dulce que hayamos traído.

“El Señor está cerca, para salvar a los que tienen el corazón hecho pedazos y han perdido la esperanza”. Salmo 34: 18

Liturgia elaborada por la Pastora Cristina Dinoto (Iglesia Evangélica Metodista Argentina).

ni-una-menos-2016

Mensaje de Pentecostés

niñas de caseros
Estudiantes del Instituto Evangélico Americano de Caseros preparando la imagen que identificó la 54° Asamblea de la iglesia

“Felipe le dijo: «Señor, muéstranos el Padre. Con eso nos basta.». Jesús le dijo: «Hace ya tanto tiempo que estoy con ustedes, ¿y tú, Felipe, no me has conocido?” (Ev. De Juan, 14:8-9)

Pentecostés, la fiesta del Espíritu Santo; la persona de la Trinidad que a las iglesias cristianas más antiguas pareciera resultarnos un poco huidiza.

Porque pareciera que otras comunidades cristianas (más expansivas, más bulliciosas, con mayor crecimiento) tienen más del Espíritu Santo. Incluso hay quienes sostienen que no es que tienen más, sino que simplemente algunas comunidades tienen el Espíritu Santo, y otras no.

Será así? Será que hay que resignarse a la exigua/inexistente presencia del Espíritu Santo en nuestras comunidades o sino, por el contrario, abrazar las formas y los modos de quienes parece que tienen mayor espiritualidad?

Cómo se expresa la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas?

La respuesta de Jesús al pedido de Felipe puede sugerirnos una respuesta parecida del Espíritu Santo a nosotros, nosotras, y nuestras comunidades hoy:

Hace tanto tiempo que estoy con ustedes, y no me conocen?

Buscamos aquí y allá el Espíritu Santo y mientras, delante nuestro, nos pregunta con sorpresa, pero con dulzura: hace tanto tiempo que estoy con ustedes y no me conocen?

Escuchamos esa voz? Dónde? Y qué nos dice?

En el Plan Estratégico 2015-2020 de la iglesia, se expresa al cierre de la introducción que “Es el Espíritu el que abre el camino a la iglesia; no es la iglesia quien planifica los caminos del Espíritu”.

Con esa guía en nuestras mentes y en nuestros corazones, en el discernimiento de la acción del Espíritu Santo en el presente y el futuro de la iglesia, como iglesia, identificamos cinco líneamientos estratégicos para los próximos años. Cinco expresiones de lo que entendemos que estamos llamadas y llamados a ser.

Tendrá relación la presencia del Espíritu Santo con nuestros objetivos estratégicos?

El primer lineamiento estratégico lo expresamos como “Ser iglesia de comunidades evangelizadas y evangelizadoras”. Con esta frase decimos que sabemos que tenemos una Buena Noticia que compartir con el mundo, pero también sabemos que necesitamos volver a escucharla y recordarla nosotros y nosotras (Hace tanto tiempo que estoy con ustedes, y no me conocen?).

Y el segundo lineamiento estratégico aparece tadavía más claramente vinculado a nuestro discernimiento de la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas y en la vida de la iglesia. Lo expresamos así: “Ser iglesia con espiritualidad comprometida y diaconal”. Y su desarrollo enfatiza que: “La diaconía es la expresión a través de nuestras manos del amor de Dios. Y es porque Dios nos ama que podemos servir (pero notemos que es porque Dios nos ama, y no “para que Dios nos ame”). Así, la diaconía es el ejercicio de una espiritualidad de la que participa activamente toda la iglesia. Una espiritualidad por la que el dolor ajeno duele como propio y se expresa en el servicio, en lo que hace por, para y especialmente junto con el prójimo.”

Luego de esta afirmación, continuamos explorando e interpretando la expresión del Espíritu Santo en nuestras comunidades a través de un párrafo en el que vinculamos algo tan ortodoxamente espiritual como la Santa Cena con algo tan prosaico y “terrenal” como la realidad de que muchas personas sufren necesidades y exclusión, y nuestra respuesta a ello:

La diaconía, además, es una de las notas de la iglesia. Por eso es necesario recordar que la Mesa del Señor es, también, la mesa con los y las excluidos y excluidas de la tierra (cf. 1° Corintios 11). Una comunidad de fe que tenga dos mesas, una santa y “espiritual”, para las personas elegidas, y otra distinta que atienda las necesidades de “los otros” (los que no son “santos, espirituales ni elegidos”) queda fuera de la comunión con Cristo.”

Hemos podido atravesar los umbrales de nuestras “zonas de confort” para extender el mensaje de la Buena Noticia con acciones concretas? Con las personas desocupadas o quienes no tienen acceso a servicios sociales básicos?

Qué desafíos estamos dispuestos y dispuestas a asumir en esto? Tenemos disposición a caminar hacia los desafíos que Dios está poniendo delante nuestro?

Que este tiempo de Pentecostes nos impulse a conocer y reconocer la acción del Espíritu Santo. Quiera Dios que su Espíritu Santo guíe nuestras vidas.

Wilma Rommel                                                                             Gustavo Gómez Pascua

Pastora Vicepresidente                                                                  Pastor Presidente

Click aquí para descargar el mensaje como PDF

¿Pensás que la esclavitud es cosa del pasado?

basta de trata

La esclavitud no ha desaparecido: la trata de personas es la esclavitud del presente. Es hora de visibilizar este flagelo y tomar conciencia del padecimiento de miles de personas en nuestro país. Todas y todos somos parte.

En estos días, se informó que en la Ciudad de Buenos Aires “la División de Trata de Personas de la Policía Federal liberó a 28 personas que eran sometidas y esclavizadas para producir ropa en un taller clandestino ubicado en la calle Portela al 100, a metros de la avenida Rivadavia” (Minuto1.com 23 de abril de 2016). Aunque no lo creas, la esclavitud está más vigente que nunca. Vivimos en una sociedad donde todo —incluso las personas— se ha vuelto mercancía, porque así lo exigen la cultura del consumo y el mundo de lo descartable. La trata de personas es la esclavitud de nuestros tiempos; y es aún más perversa ya que se presupone que no existe, que está abolida, que pertenece al pasado. Esto hace que hoy la trata de personas sea invisible y que creamos que el sometimiento es consentido por quien lo padece. Personas violentadas, hacinadas y privadas de libertad sufren diariamente explotación sexual, explotación laboral, tráfico de órganos… Todas ellas tienen rostros, nombres e historias, como vos. Vos podés ser una de esas personas; nosotros y nosotras podemos ser una de esas personas. Aunque somos iglesias cercanas a las realidades que informa la noticia mencionada, no sabemos cuántas otras personas están en situación de esclavitud a nuestro alrededor a lo largo y ancho del territorio argentino. Nos damos cuenta de nuestra ceguera ante esas realidades tremendamente opresivas que afectan a muchos hermanos y hermanas. Como nos muestra el libro de Isaías 58: 6-8, el Señor nos llama a desatar, soltar y liberar a los quebrantados; nos convoca a compartir, recibir y cubrir: “No te escondas de quien es tu propia carne”. Como cristianos y cristianas, ¿qué tenemos para decir y para hacer? ¿Qué dicen nuestras voces, qué hacen nuestras manos? ¿Somos sólo espectadores? Inspirados en el Evangelio, desde las iglesias podemos contribuir a la sensibilización y prevención de la trata de personas en nuestros espacios de misión e incidir a través de sus niveles institucionales y de los organismos de los que formamos parte. “De modo que no ya hay judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer, ya que todos ustedes son uno en Cristo Jesús”. Gálatas 3:28 nos desafía a un cambio de paradigma: la desnaturalización y deconstrucción de este modelo opresivo y de muerte. Nos anima y nos mueve al compromiso colectivo de crear nuevas forma de relacionamiento basadas en el cuidado, la equidad, el respeto y el amor mutuo. Los y las invitamos a sumarse a esta tarea.

Buenos Aires, 24 de abril de 2016

Texto colectivo elaborado en el marco del Encuentro – Taller de Iglesias Evangélicas de Argentina “El compromiso de las Iglesias ante la vulneración de derechos”. CAREF – FLM, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, abril 2016. Las y los asistentes son parte de la membresía de las Iglesias Evangélicas del Río de la Plata (IERP), Discípulos de Cristo (IDC), Metodista Argentina (IEMA), Luterana Unida (IELU), Valdense del Río de la Plata (IEVRP) y Anabautista Menonita de Buenos Aires (IAMBA). Además, participaron representantes del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI), de FeMMA – Pastoral de la Mujer Metodista y del Consejo Unido de Educación Cristiana (CUEC).

54° Asamblea General Ordinaria y nuevo Consejo directivo de la IELU

 

asamblea

Con el lema: “Animo! el Señor te llama”, La Iglesia Evangélica Luterana Unida celebró su 54° Asamblea General Ordinaria. La congregación La Santísima Trinidad y el Instituto Evangélico Americano de Caseros recibieron al grupo de delegadas y delegados laicos y pastores/as.

 

vivas
El Vicario Ivan vivas, todavía conmovido por la aprobación de su Ordenación

En el marco de la Asamblea se aprobó la Ordenación al Ministerio de Palabra y Sacramentos del Vicario Ivan Vivas (actualmente realizando su vicariato en la Congregación San Timoteo, de La Plata)

 

 

 

Felices? resignados? de todos modos, Daniela y Reiner ya son parte del Ministerium
Felices,? resignados?
de todos modos, Daniela y Reiner ya son parte del Ministerium

 

 

También se aprobó la incorporación al Ministerium (el cuerpo de pastoras y pastores de la iglesia) de la Pastora Daniela Caínzos (ordenada en 2014)  y del Pastor Reiner Kalmbach (de la IERP, actualmente sirviendo en la Congregación Cruz del Sur, de Bariloche)

 

Asimismo, se hizo entrega de los certificados para las personas que completaron la formación como Facilitadores/as de Procesos Comunitarios en la Iglesia y la Sociedad. Estos facilitadores y facilitadoras han sido de gran importancia en la implementación de la Planificación Estratégica Participativa, dinamizando y acompañando el trabajo de planificación en las congregaciones y obras. Y esperamos que acompañen y dinamicen los procesos de planificación operativa que la iglesia está iniciando.

La Asamblea también renovó el Consejo Directivo de la iglesia, que quedó formado de la siguiente manera:

 

Pastor Presidente: Gustavo Gómez
Vice-presidente: Pastora Wilma Rommel
Secretaria: Lic. Lidia  Jaroscyk
Tesorero: Lic. Gustavo Kreischer

1° vocal laico titular: Contadora Blanca Stolpmann-Rendón
2° vocal laico titular: Sr. Arturo Sosa
Vocal Clérigo Titular: Pastor Fabián Eduardo Kreischer
Vocal Clérigo Suplente: Pastora Andrea Carolina Baez

Vocales laicos suplentes:
Jorge Barrault
Luciana Cainzos

Revisor de Cuentas Titular:Magister Hector Pedro Munaretto
Revisora de Cuentas Suplente: Lic. Ariel Villagra

 

instalación del Nuevo Consejo
instalación del Nuevo Consejo

 

La resurrección los incomodó?

resurreccion

Y cuando volvieron del sepulcro les contaron todo esto a los once, y a todos los demás. Las que contaron esto a los apóstoles eran María Magdalena, Juana, María la madre de Jacobo, y las otras mujeres. El relato de las mujeres les pareció a los apóstoles una locura, así que no les creyeron.” (Lucas 24:9-11)

Solemos creer que para la comunidad que seguía a Jesús el peor golpe que sufrieron fue la muerte de su maestro; el sentimiento de abandono y la pregunta: “Cómo seguir ahora sin su compañía?

Pero en realidad el impacto que los tomó desprevenidos no fue el Viernes Santo, sino la Resurrección.

El Evangelio nos dice que las mujeres del grupo, al encontrar la tumba abierta fueron con espanto a contarlo a los apóstoles. Y que los apóstoles recibieron el relato con mucho escepticismo –por decirlo del modo más elegante posible. Muchas cosas van a pasar todavía hasta que ellos puedan aceptar el testimonio de esas mujeres.

Esto nos muestra claramente que la experiencia de la Pascua, la resurrección de Jesús, no fue producto de un proceso de reflexión de los discípulos, sino el resultado de la iniciativa de Dios.

El evento de la resurrección no se encuentra con una espera ardiente de los discípulos; al contrario, casi contradice su sentimiento de fracaso, al que habían empezado a acostumbrarse. Y menos aún estaban conscientes de que desde la resurrección su rol tomaba una forma diferente. Jesús Resucitado come con ellos, les interpela y les hace tomar conciencia de que la tarea está en sus manos.

En la entrada a Jerusalén los discípulos pudieron reconocer la tarea del maestro y gritarla (Lucas 19:38) Ahora serán ellos y ellas quienes deban llevar adelante el anuncio de la buena nueva, no solo a los de su tradición -el pueblo hebreo- sino a todo el mundo (Mateo 28:19) Ellos, ellas evangelizadas/os deben evangelizar, caminar y aprender en el camino a ser seguidores del Cristo Resucitado.

Se parecerán nuestras comunidades cristianas de hoy y nosotros y nosotras al grupo de los discípulos y discípulas de Jesús luego de la crucifixión? Estamos esperando que otro u otra venga a contarnos la buena noticia? Y qué nos pasa a nosotros y nosotras con esta Buena Noticia? Nos llega a escandalizar como a las mujeres que fueron al sepulcro? Salimos corriendo para anunciarlo? O nos deja exactamente igual que antes?

La resurrección es el punto de inflexión de la acción de Dios en la historia humana. A partir de ella hay un nuevo tiempo; el tiempo de la iglesia, que no debe permanecer cerrada ni encerrada en sí misma, sino que debe salir, tal como los discípulos fueron enviados al mundo.

Así como Jesús preparó a sus discípulos, les empoderó, autorizó y los las envió; así la Iglesia hoy también debe ser capacitada y animada para llevar adelante ese mandato de compartir el amor y la gracia de Dios, poner en práctica su misericordia, denunciar aquello que no tiene que ver con la dignidad de las personas y anunciar la buena noticia que es vida digna y justicia.

Que en ésta Pascua hacia la que nos acercamos nuestro Señor Jesús rompa nuestro encierro en el fatalismo, nuestra cruz sin resurrección, y nos abra a esa nueva vida, a esa realidad más amplia que nuestros horizontes que es el Reino de Dios.

Wilma Rommel, Pastora Vicepresidente, Gustavo Gómez Pascua, Pastor Presidente

(el mensaje de pascua 2016 en PDF, clickeando en el link)

“Animo! El Señor te llama”. Plan Estratégico 2015-2020

Captura de pantalla de 2016-02-16 16:38:31

 

Con mucha alegría presentamos el Plan Estratégico que se propone para orientar las acciones de la iglesia Evangélica Luterana Unida hasta el 2020.  Es el producto de un extenso trabajo colectivo de todas las partes que hacen la iglesia, con valiosos aportes de amigos y amigas que la acompañan en su camino.

El plan propone cinco líneas principales de trabajo:

1. Ser iglesia de comunidades evangelizadas y evangelizadoras
2. Ser iglesia con espiritualidad comprometida y diaconal
3. Alentar, fortalecer y reconocer los ministerios según los dones
4. Ser iglesia que vive la comunión y fortalece la comunicación
5. Promover una mayordomía de la iglesia que desarrolle la    sustentabilidad en un marco de comunión

Qué sigue luego de esto? En primer lugar, apropiarnos del documento, hacerlo “nuestro” (discutirlo, criticarlo… elogiarlo?). Y a partir de eso, iniciar una planificación operativa (qué acciones concretas vamos a realizar en el sínodo, en el distrito, en la congregación, este año, sobre la base de esta planificación?)

Para terminar, es bueno recordar que una planificación estratégica no es algo que está terminado del todo, nunca. En un tiempo (unos años) volveremos a mirarnos, y a mirar estos objetivos, para corregir el rumbo y dar cuenta de los cambios en el contexto.

Esperamos que este material mejore la forma en que nos organizamos y enriquezca nuestros debates y nuestras iniciativas para la misión.

Para bajar el Plan Estratégico en PDF, click aquí

 

 

 

 

recordamos 2015, iniciamos 2016